El Gobierno propone que los laboratorios que experimentan con animales instalen cámaras de videovigilancia
VIVOTECNIA

El Gobierno propone que los laboratorios que experimentan con animales instalen cámaras de videovigilancia

El ministro de Ciencia, Pedro Duque, dispuesto a regular la experimentación solo si se demuestra que el maltrato animal es generalizado
|


Animales vivotecnia cruelty free international maltrato animal 05


El Gobierno, a través de la Dirección General de Derechos de los Animales, ha anunciado su intención de modificar la legislación para obligar a los laboratorios que experimentan con animales a que instalen cámaras de videovigilancia, con el objetivo de evitar que se repitan casos de maltrato animal y crueldad como el ocurrido en el laboratorio Vivotecnia.


La propuesta la ha realizado el director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, quien considera necesaria esta medida en todas las estancias en las que se utilizan animales para controlar que éstos no sufren ningún tipo de maltrato o abuso. No dio plazos, aunque manifestó su deseo de que pueda ponerse en marcha “en pocos meses”.


De esta forma, las cámaras serán “obligatorias” en todas las estancias donde se experimente con animales, haciendo “más eficientes” las inspecciones y garantizando el control que se hace sobre el respeto con el que son tratados por parte de los trabajadores y sobre el cumplimiento de la legislación.


"Es una medida que ya se ha aprobado en los mataderos. Entendemos que es necesaria para que casos como este no se vuelvan a repetir", ha manifestado el director general de Derechos de los Animales, quien confía en que lo visto en Vivotecnia sea un hecho “aislado”, aunque no por ello haya que actuar con indiferencia.


Según García Torres, esta modificación hará posible la implementación de mejoras en los estándares de bienestar y protección animal en el ámbito de la investigación con animales vivos, con medidas disuasorias que hagan más efectiva la lucha contra el maltrato animal en este ámbito. La idea es que las imágenes se almacenen y puedan ser revisadas posteriormente por las autoridades competentes.


La modificación se hará en forma de disposición adicional en la Ley 14/2011 de Ciencia, Tecnología e Innovación. Pero esta norma no entra dentro de las competencias del Ministerio de Derechos Sociales, al que pertenece la Dirección General de Derechos Animales, sino al de Ciencia, por lo que es necesario que el Ministerio dirigido por Pedro Duque estudie la propuesta.


Por otro lado, el director general ha añadido que el Gobierno estima "necesario" revisar los actuales criterios y protocolos sobre los mecanismos de supervisión ética en materia de experimentación animal para "garantizar lo que exige la ley 32/2007" para el cuidado de los animales y el Real Decreto 53/2013 por el que se establecen las normas básicas aplicables sobre animales de experimentación y con otros fines científicos.


También ha hecho referencia a la ley 32/2007 para el cuidado de los animales y el Real Decreto 53/2013 que establece las normas básicas sobre animales de experimentación para la ciencia y otros fines. Esta normativa establece, entre otras cosas, la necesidad de reducir al mínimo posible el número de animales utilizados, así como que no se les debe causar dolor, angustia o daño duradero.


Por último, García Torres ha expresado la intención del departamento que dirige de impulsar una nueva normativa que obligue a los fabricantes a incluir en las etiquetas de los productos si han sido o no probados en animales, algo que en la actualidad no es obligatorio en el ámbito de la Unión Europea.


DUQUE, DISPUESTO A ESTUDIAR LA PROPUESTA


Por su parte, el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha mostrado su disposición a reformar la legislación que regula a nivel nacional la experimentación con animales en el ámbito científico en el caso de que se encuentre un problema “generalizado” de maltrato animal. Pero no considera que sea el caso de la investigación en España, de modo que por el momento no ve necesario tomar ese camino.


"Si se encuentra un problema generalizado, habrá que pensar si se cambia la legislación nacional, pero pienso que no estamos ante eso ahora mismo", pronunció Duque en una entrevista concedida a la agencia de noticias Europa Press el pasado 15 de abril.


Duque quiso recordar que las competencias para realizar inspecciones de bienestar animal en los laboratorios corresponden a las comunidades autónomas: "Hay obligación de inspeccionar estas cosas. Y hay una normativa, obviamente. Pero corresponde a las comunidades autónomas el cumplimiento de estas normativas”.


Tras conocerse que centros públicos de investigación como el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han contratado los servicios de Vivotecnia, Duque fue preguntado sobre estos contratos y por las condiciones en las que se investiga con animales.


"En estos centros de investigación se cumple absolutamente toda la normativa", aseguró el ministro, que considera que es momento de esperar a que finalicen las investigaciones por lo ocurrido en Vivotecnia.


Mientras tanto, la Fiscalía de Medio Ambiente ha abierto diligencias para investigar lo ocurrido y ya se han presentado querellas criminales en el juzgado de Colmenar Viejo, entre ellas una del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA).


ALTERNATIVAS A LA EXPERIMENTACIÓN CON ANIMALES


PACMA ha mostrado su oposición firme a la experimentación con animales. “De todos los animales que sufren explotación y abuso, los de laboratorio son sin duda los más maltratados. Condenados a vivir padeciendo lesiones, daños, dolores, sufrimientos y angustia. Sometidos a terribles prácticas y pruebas. Muchos son reutilizados en diferentes experimentos una y otra vez. Otros son directamente eutanasiados”, ha recalcado a través de una nota de prensa.


Según el partido animalista, “existen alternativas seguras y eficaces a la experimentación con animales”, que deben validarse oficialmente, lo que requiere “invertir dinero y tener voluntad por parte de los gobiernos”.


Pero hasta que se prohíba la experimentación animal, la formación liderada por Laura Duarte tiene claro que las cámaras de videovigilancia son una medida necesaria.


“Debemos exigir que los laboratorios no sean lugares opacos, ya que en ellos se tortura a animales cada día con la impunidad del ocultismo y la laxitud de las inspecciones. Ya es hora de romper las paredes de los mataderos y laboratorios de experimentación animal y que la sociedad pueda acceder a las imágenes del infierno que encierran, y que tanto se esfuerzan por esconder”, concluye.


Por otra parte, la Red Española de Métodos Alternativos (REMA), integrada por asociaciones y sociedades científicas, ONGs y laboratorios, ha solicitado la elaboración de una estrategia que vele por el cuidado de los animales a través de métodos alternativos a la experimentación animal, algo que consideran “imprescindible” tras lo ocurrido en Vivotecnia.


Lo ha hecho a través de un manifiesto entregado al Comité Español para la protección de los animales utilizados con fines científicos. En este documento, REMA pide mejorar la transparencia en el ámbito de la experimentación animal, implicar a una sociedad informada e impulsar y promocionar el uso de técnicas alternativas.


Lo más visto