Los animales dejarán de ser cosas, a pesar de la oposición de Vox en el Congreso

Los animales dejarán de ser cosas, a pesar de la oposición de Vox en el Congreso

Se les reconocerá como seres sintientes y ya no podrán ser embargados o subastados
|


Perro negro cachorro


El Congreso de los Diputados ha aprobado que los animales dejen de ser considerados cosas en la ley española y pasen a ser reconocidos como lo que son: seres sintientes. Lo ha hecho con el voto favorable de todos los grupos parlamentarios, excepto uno: Vox, que en su exposición ha manifestado que los animales no deben tener derechos.


Este cambio legislativo permitirá, entre otras cosas, que la Justicia establezca un régimen de custodia para los animales en casos de separación o divorcio, así como en procedimientos de desahucio o embargo. Hasta ahora, al ser considerados bienes muebles, podían ser embargados como un coche o un ordenador portátil, e incluso ser subastados.


Y conseguirlo ha supuesto una larga espera, ya que la iniciativa nació de una propuesta de Ciudadanos hace ya cuatro años, en 2017. Un año después, cuando el PP debía culminar el proceso para su votación en el Congreso, todo se esfumó por la convocatoria electoral de 2019. Tocaba volver a empezar.


Esta Proposición de Ley que reconoce a los animales como seres vivos dotados de sensibilidad supone modificar tanto el Código Civil como la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, en todo lo relativo al régimen jurídico de los animales.


En esta ocasión, la iniciativa ha sido impulsada conjuntamente por el PSOE y Unidas Podemos, partiendo de la propuesta inicial y llevándola, esta vez sí, a buen término.


El principio legal que rige la Proposición legislativa es, por obvio que parezca, que “la naturaleza de los animales es distinta de la de las cosas o bienes”. De esta forma, establece nuevas normas para aplicar regímenes de custodia de los animales de compañía en casos de rupturas matrimoniales, con una prioridad por encima de todas: velar por el bienestar de los animales.


La diputada Sandra Guaita ha sido la encargada de defender la iniciativa por parte del PSOE. En su exposición, ha pedido a la Cámara su apoyo, apelando a que el trato que aún se les da a los animales en España por parte de la ley “no es aceptable”, por lo que es necesario convertirlos en sujetos de derecho.

Además, ha hecho hincapié en el hecho de que en 4 de cada 10 hogares españoles hay un animal de compañía y que en muchos casos son considerados “un miembro más de la familia”.


Guaita considera que este cambio legislativo permitirá no solo facilitar la asignación de custodias y turnos en casos de parejas que deciden separarse, sino también combatir problemas como el abandono animal o evitar situaciones aberrantes como embargar o subastar animales porque sus amos no se pongan de acuerdo sobre quién debe quedárselo.


"Avanzamos hacia sociedades cada vez más feministas y ecologistas, que deberán ser, también, cada vez más animalistas”, ha asegurado, añadiendo que “es necesario civilizar al hombre en su relación con la naturaleza".


Por último, la diputada socialista ha lamentado que España vaya con años de retraso en cuanto a avances legislativos en derechos de los animales, en comparación a otros países europeos que sí dieron hace tiempo el paso de reconocer a los animales como seres sintientes con derechos.


LA ‘SOCIALDELINCUENCIA’ DE VOX


La nota negativa de la jornada parlamentaria la ha protagonizado Vox. En concreto, el diputado Ángel López Maraver, que no ha dudado en calificar la propuesta como “socialdelincuente”.


En su opinión, esta iniciativa muestra a una “sociedad decadente” que avanza hacia una “civilización bárbara que deja al animal a los pies de los caballos y al hombre a las puertas del corredor de la muerte”.



Lejos de quedarse ahí, ha ido más allá al afirmar que la propuesta no está hecha “para los animales”, sino “por auténticos animales”. A su juicio, la idea de otorgar derechos a los animales que sean propios del hombre es algo “insensato”, tanto como lo sería introducir al hombre en las leyes de la piara a la manada.


La polémica intervención del parlamentario de Vox ha provocado una contundente respuesta de Sandra Guaita (PSOE) en su turno de palabra, pidiéndole “más empatía, respeto y compasión”, además de que deje de disfrutar con el dolor y el maltrato a los animales.


SOLO UN PRIMER PASO


Además de Guaita, otros parlamentarios de diferentes partidos han afeado la intervención del diputado de Vox y consideran este avance como un buen primer paso, a la vez que han pedido al Gobierno que vaya más allá y traiga al Congreso más iniciativas de bienestar animal, incluyendo una reforma del Código Penal.


Es el caso de Guillermo Díaz, de Ciudadanos. Y también del ecologista Juan López de Uralde, diputado de Unidas Podemos, que ha calificado como inaceptables las palabras pronunciadas por el diputado del partido liderado por Santiago Abascal.


Por su parte, otros partidos como Más País-Verdes Equo, ERC, JxC, PNV, EH-Bildu, BNG o Foro Asturias también han emitido votos favorables a la reforma legislativa en beneficio de los animales, considerando el reconocimiento de la capacidad de sentir de los animales como una “obligación moral” que se ajusta al ordenamiento jurídico de otros países europeos.


También lo ha hecho el PP, que a través de su diputada María Jesús Moro ha condenado la intervención de Vox, calificando como una “vergüenza” las palabras de López Maraver.


Moro considera que la reforma recuerda a los propietarios de animales de compañía que tienen obligaciones que cumplir respecto a éstos, como seres sintientes que son. Y ha culminado dando las gracias tanto a los diputados como a las organizaciones de la sociedad civil que han trabajado para que haya sido posible tramitar esta iniciativa en beneficio de los animales.


TRÁMITES INTERMINABLES, SEGÚN PACMA


Las valoraciones políticas se han dado también fuera del Congreso de los Diputados. Así, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) ha calificado la votación favorable de la iniciativa como una “buena noticia”, aunque ha aprovechado para recordar que a este punto ya se llegó en el pasado y el PP “dejó caducar” la Proposición de Ley.


“Cuatro años han pasado desde entonces, desde que la consideración jurídica de los animales podía haber cambiado, pero no lo hizo porque no les interesaba en absoluto proteger a los animales”, ha apuntado PACMA en un comunicado de prensa, lamentando que unos “trámites interminables” hayan demorado un cambio tan necesario para los animales.


Por último, la formación animalista liderada por Laura Duarte ha denunciado la situación de “emergencia” que viven los animales.


“La desprotección que sufren es escandalosa. Todavía esperamos a que el Gobierno tramite y apruebe la prometida Ley de Protección Animal estatal, que es una reivindicación histórica del movimiento animalista”, concluye el texto, haciendo hincapié en la falta de interés del resto de partidos en la Ley Cero de PACMA estos tres últimos años desde que fue presentada.


Lo más visto