PACMA presenta alegaciones para exigir una protección real del lobo en España

PACMA presenta alegaciones para exigir una protección real del lobo en España

|


Lobo ibérico Foto Pixabay


El lobo ibérico dejará de ser especie cinegética en España y su caza estará prohibida en todo el territorio nacional antes del 25 de septiembre, tal y como informamos en el mes de mayo, cuando el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) publicó el proyecto de orden ministerial para incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE). Sin embargo, las posibles excepciones que se aprueben con esta medida mantienen en alerta a diferentes colectivos y organizaciones en defensa de los animales.


Es el caso del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), que ha presentado alegaciones al Proyecto de Orden por la que se modifica el anexo del Real Decreto para el desarrollo del LESPRE y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.


“Queremos asegurar que el lobo será realmente protegido en toda España, incondicionalmente, y que ocurrirá cuanto antes”, aseguran en un comunicado.


PACMA considera “un gran avance” la inclusión del lobo en el LESPRE, aunque “está muy lejos de ser una protección real para este animal y seguirán permitiéndose muchas excepciones para cazarlo”.


Según la formación liderada por Laura Duarte, el futuro del lobo pasa no solo por el LESPRE, sino por su inclusión en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, dentro de la categoría de “Vulnerable”, tal y como solicitó la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL).


“El lobo ibérico cumple las condiciones requeridas para su reconocimiento como especie vulnerable y consideramos que estamos a tiempo de salvarlo, pero no será suficiente con incluirlo en el LESPRE, ya que se seguirá autorizando su caza alegando multitud de circunstancias”, lamentan.


Estas excepciones podrían ser de distinto tipo, incluyendo la prevención de perjuicios a agricultores y ganaderos, razones socioeconómicas o preservación del medio ambiente, entre otras.


De ser así, aunque se revirtiera la condición de especie cinegética que el lobo mantiene actualmente al norte del Duero, las excepciones autorizarían su caza para el control poblacional en ciertas zonas, simplemente argumentando la necesidad de hacerlo.


“Otra de nuestras alegaciones se centra en que la efectividad de la protección se aplique desde la entrada en vigor de la misma, al día siguiente de su publicación en el BOE. Que no se postergue hasta el 25 de septiembre. No entendemos por qué se sigue retrasando una protección que ya lleva décadas siendo una dolorosa carencia, solo para contentar a cazadores y ganaderos”, insiste PACMA.


ENEMIGOS DEL LOBO


A la formación animalista no le sorprendió la campaña de criminalización del lobo llevada a cabo por parte del sector cinegético y de la ganadería, además de por las propias administraciones públicas, a partir del mismo momento en que anunciaron medidas especiales de protección.


“Las Comunidades Autónomas de Asturias, Cantabria, Castilla y León y Galicia aseguraron que irían a los tribunales, alegando invasión de competencias exclusivas autonómicas, para echar por tierra la protección del lobo”, recuerda PACMA.


“Otras comunidades autónomas se han unido a este intento de boicot e incluso han apoyado manifestaciones en las que grupos de ganaderos exigían poder seguir matando lobos”, añade.


Por último, PACMA hace hincapié en las “vergonzosas” noticias que han desvelado “complots entre las administraciones, los agentes que deben proteger la biodiversidad y los ganaderos que utilizan y matan animales para cobrar compensaciones económicas de miles de euros, culpando siempre al lobo”.


Lo más visto