Condenado en Málaga por tener en estado sanitario lamentable a 21 caballos y dos perros

Condenado en Málaga por tener en estado sanitario lamentable a 21 caballos y dos perros

|


Caballos decomisados por seprona foto de archivo


Un hombre ha sido condenado por tener en lamentable estado sanitario e higiénico a 21 caballos y dos perros en su finca de Villanueva de Algaidas (Málaga), en la que también se hallaron restos de animales muertos pertenecientes a estas mismas especies.


La sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 3 de Málaga le condena a una pena de 21 meses de prisión, inhabilitación para oficio relacionado con animales y el pago de 96.000 euros a las dos asociaciones que dieron asistencia a los animales incautados.


Según se declara probado en la sentencia, a la que ha tenido acceso la agencia de noticias Europa Press, el acusado es propietario de una explotación equina en dicho municipio, concretamente en el paraje 'Pecho del gitano'.


Tras la denuncia interpuesta por unos particulares, se descubrió que el investigado “mantenía un total de 21 équidos y dos cánidos en lamentables condiciones higiénico sanitarias". Los animales estaban entre chapas con bordes cortantes, vallas metálicas y pinchos "que suponían un evidente peligro para su integridad física".


"El estado higiénico era igualmente lamentable, entre orines y heces y con una cantidad de estiércol tan abundante que hubo que emplear una máquina retroexcavadora para poder entrar al lugar", detalla el texto de la sentencia.


Además, en los patios había montones de arena con los que "se pretendía semienterrar los restos de hasta siete équidos y un perro muertos".


Entre los animales vivos que los agentes de la Guardia Civil localizaron en el lugar cuando llevaron a cabo la inspección de la finca, había una burrita tumbada en posición decúbito lateral, con signos de deshidratación y en estado caquéxico. Su estado era tan grave que tuvo que ser eutanasiada.


El resto de animales sufrían lesiones oculares, dermatológicas, dentales y orales, problemas respiratorios y cascos sin cuidados y deformados. Uno de ellos acabó falleciendo a pesar de recibir atención veterinaria.


DECOMISO CAUTELAR


Junto a los 21 équidos, los agentes procedieron a la incautación de forma cautelar de dos perros, que, según la propia sentencia, presentaban "aspecto corporal lamentable con lesiones cutáneas".


Todos los animales fueron decomisados al apreciarse que tanto su vida como su salud e integridad estaban en riesgo, quedando casi todos ellos depositados cautelarmente en El Refugio del Burrito, en la localidad malagueña de Fuente de Piedra, cercana a Antequera. Todos excepto tres, que fueron trasladados al Centro Andalusí de Rescate de Caballos.


Por estos hechos, se le condena por dos delitos de maltrato animal, uno de ellos con resultado de muerte; y por un delito leve de abandono animal.


El juez le ha impuesto una pena de 21 meses de prisión y ocho años de inhabilitación especial para oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de éstos durante ocho años. Pero no irá a la cárcel, ya que abonará una indemnización de 12.000 euros por beneficiarse de la suspensión de la ejecución de la pena de prisión.


Además, el condenado debe indemnizar con 96.000 euros en concepto de responsabilidad civil a las dos asociaciones personadas como acusación popular en la causa y que se hicieron cargo de los animales y de proporcionarles atención veterinaria tras el decomiso: 80.000 euros a El Refugio del Burrito y 16.000 euros al Centro Andalusí de Rescate de Caballos.


Por su parte, el abogado de las dos asociaciones, Aritz Toribio, ha destacado positivamente el hecho de que al hombre se le haya impuesto una pena de ocho años de inhabilitación para cualquier oficio relacionado con animales, al considerar que es “la más elevada que hemos visto en España”. Y al mismo tiempo, ha lamentado que "aún queda trabajo por hacer para que los tribunales puedan aplicar un delito por cada animal".


Lo más visto