Denuncian la muerte de la perrita Sindy, una cachorra sin chip encontrada en Zújar (Granada) con signos de violencia

Denuncian la muerte de la perrita Sindy, una cachorra sin chip encontrada en Zújar (Granada) con signos de violencia

|


Sindy zujar granada


La encontraron tirada en plena calle de Zújar (Granada). Una cachorra de apenas tres o cuatro meses de edad, con todo el cuerpo empapado de agua y signos de violencia y maltrato. Fue trasladada de urgencia a un centro veterinario, pero su estado era muy grave y Sindy murió al poco rato de llegar.


Los hechos ocurrieron el 4 de septiembre. Alrededor de las 15:00 horas, una ciudadana encontró a Sindy en el suelo de un callejón en pésimas condiciones. Estaba mojada y en ‘shock’.


“Estaba muy mal. No se podía mover. Contactaron conmigo desde la perrera de Baza, que eran quienes se iban a hacer cargo de ella. Inicialmente la llevaron a casa, la secaron, le dieron leche y carbón activado. Al ver que se trataba de un caso grave y urgente, decidieron trasladar a la perra a la clínica veterinaria Albéitar, en Baza (Granada), donde llegó con hipotermia y deshidratada. Recibió las primeras atenciones, pero apenas una hora después nos comunicaron que había muerto”, relata Yolanda García, una activista animalista que encabeza la denuncia.


El informe veterinario, que ha sido adjuntado como prueba en la denuncia, recoge que Sindy presentaba la sintomatología propia de una posible intoxicación y traumatismo craneoencefálico, así como signos de un posible ahogamiento.


 “A su llegada sobre las 18:00 horas, el animal presentaba una leve hipotermia (36ºC) y una deshidratación moderada. Vocalizaba, pero no respondía a estímulos externos. Presentaba dificultad respiratoria, hemiparesia (parálisis parcial) del lado izquierdo, ambas pupilas midriáticas (dilatadas) y paralíticas y un posible traumatismo craneoencefálico. Se trató la deshidratación, pero falleció una hora después (19:00 horas)”, detalla el informe.


DENUNCIA EN LA GUARDIA CIVIL


La denuncia por la muerte de Sindy está firmada por 18 particulares y dos asociaciones protectoras de animales: Animales Abandonados Granada y Peludos con Alma, de Guadix. La presentaron el 8 de septiembre en la Guardia Civil y cuentan con el asesoramiento legal de una abogada animalista, María Girona, que es la presidenta de la Asociación APADEVI y también presidenta de la sección de derechos de los animales del Colegio de Abogados de Madrid.


Por su parte, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación para esclarecer lo sucedido y tratar de encontrar a la persona responsable. La perra no tenía microchip, lo que complicará la resolución del caso.


A pesar de las dificultades, Yolanda no pierde la esperanza de que las diligencias den sus frutos: “Espero que quien le hizo esta salvajada sea identificado y pague por ello”, expresa con rabia.


Además, critica el hecho de que nadie la atendiera antes, ya que está convencida de que alguien tuvo que ver a la perra tirada en medio de la calle. “Estoy casi segura de que así fue. Había incluso gente haciendo fotos en vez de comprobar el estado en el que se encontraba y de llevarla lo antes posible al veterinario”, lamenta.


“Esto es demasiado duro. Solo era una cachorra. Su cuerpecito estaba todavía formándose. Es como darle una paliza a un bebé. Es un caso muy grave. Y además no tenía chip y fue encontrada en la vía pública, por lo que con más razón las autoridades deben responsabilizarse y hacer todo lo posible por encontrar al culpable (o los culpables). Y, por supuesto, urge endurecer las penas por maltrato animal. No puede ser que alguien cometa un acto así y, cuando se le pilla, se vaya enseguida de vuelta a su casa o pagando una simple multa”, concluye indignada Yolanda.


Lo más visto