Progreso en Verde denuncia inacción policial y trato de favor ante las infracciones cometidas por los conductores de caballos en Palma de Mallorca

Progreso en Verde denuncia inacción policial y trato de favor ante las infracciones cometidas por los conductores de caballos en Palma de Mallorca

|


Caballo atado a garita progreso en verde palma de mallorca


El partido ecoanimalista Progreso en Verde ha mostrado su indignación por las continuas infracciones que cometen los conductores de las calesas de caballos en Palma de Mallorca, sin que éstas sean sancionadas por La Policía Local.


Según denuncia Progreso en Verde, las infracciones más habituales incluyen actos como llevar más pasajeros de lo permitido, transportar pasajeros en el pescante, dejar a los caballos solos, estacionar en lugares prohibidos, atar a los caballos en lugares no permitidos o prestar el servicio con caballos no aptos para ello.


Todo ello con el agravante de que se cometen incluso “ante la mirada de los propios agentes”, por lo que el partido se pregunta cuál es el motivo de dicha inacción policial que, a su juicio, supone “una grave discriminación con el resto de ciudadanos”.


A través de un comunicado, relata que el pasado 14 de octubre el presidente de Progreso en Verde, Guillermo Amengual, fue testigo de cómo en solo unos minutos los conductores de las galeras cometían varias infracciones.


Entre estas infracciones, destaca la de un caballo atado a la garita del Palacio Real de La Almudaina, estacionado en lugar no permitido y sin conductor en la caballería. Y también otras tres calesas de caballos sin conductor en las caballerías, en la calle Conqueridor, delante de la Policía Local, que “fue informada, pero decidió no actuar”.


"Por mucho que se denuncien las infracciones que cometen los conductores de las calesas, el trato de favor que tienen por parte del Ayuntamiento de Palma de Mallorca hace que no pase absolutamente nada. En muchas ocasiones se ha llamado a la Policía Local para denunciar una infracción y éstos te remiten a poner una denuncia en lugar de mandar una patrulla para su comprobación, incluso estando ellos mismos delante”.


A juicio de Amengual, éste es precisamente el motivo por el cual los conductores de las calesas “están tan tranquilos e incumplen reiteradamente la ordenanza y los reglamentos”.


“Está claro que Cort (Ayuntamiento de Palma de Mallorca) prefiere para su ciudad ‘amiga’ de los animales ver a un caballo moribundo en el suelo, que luchar por su liberación. Es terrible ver cómo se lavan las manos a pesar de informar al propio Ayuntamiento del mal estado de los caballos. Una vergüenza", añade el presidente de Progreso en Verde.


PELIGRO PARA ANIMALES Y PERSONAS


Además, la formación ecoanimalista recuerda la peligrosidad que supone dejar a las caballerías sin conductor: "Hace cinco años, por dejar a una caballería sin conductor y al caballo mal atado, se tuvo que lamentar el fallecimiento del equino al salir corriendo al asustarse y golpearse contra un muro cerca de la catedral. Y como en el resto de sucesos ocurridos con los caballo, nunca pasa nada. Es vergonzoso", lamenta Amengual.


Por último, Progreso en Verde informa de que ha denunciado ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil el “servicio irregular” de los caballos de las galeras de Sant Llorenç des Cardassar y las que operan en Sa Coma y Cala Millor.


Lo más visto