Proponen rebajar el IVA veterinario al 10 por ciento por razones de salud pública

Proponen rebajar el IVA veterinario al 10 por ciento por razones de salud pública

|


Veterinaria pixabay 01 1280px


La Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA) ha pedido a todos los grupos parlamentarios que enmienden los Presupuestos Generales del Estado para 2022, para que incluyan una rebaja del IVA a los servicios veterinarios al tipo reducido del 10%.


Los promotores de la iniciativa confían en que prime el interés general de la salud pública en tiempos de pandemia de Covid-19, en coherencia con la estrategia One Health (una sola salud, para personas y animales), pero también con los compromisos adquiridos por el Gobierno de coalición. Y esperan que la enmienda pueda ser aprobada en las Cortes Generales.


Según la APDDA, por razones de salud pública sería razonable abordar ya, “sin más demora”, esta pequeña reforma, sin necesidad de esperar a la reforma integral de la cesta de impuestos. El motivo es que el IVA veterinario solo supone el 0,017% del IVA total recaudado a nivel nacional por todos los sectores y actividades económicas.


Por tanto, reducir su recaudación en 11 puntos (lo que no llegaría a dos milésimas del total de la recaudación del IVA) no supondría ningún problema para las arcas públicas de Hacienda.


A juicio de la APDDA, con la situación de crisis sanitaria que atraviesa el país resulta “inaplazable” esta medida, dado que el incremento de 13 puntos que sufrió este impuesto en 2012 se ha traducido en un menor número de visitas al veterinario y en un mayor abandono de animales de compañía.


Para esta asociación, la medida, además de repercutir en el bienestar animal, resulta imprescindible para la salud pública, si se pretende controlar las enfermedades zoonóticas trasmisibles al ser humano, algo incuestionable en estos tiempos que vivimos.


La APDDA recuerda el compromiso de España con la estrategia global One Health para aumentar la comunicación, la colaboración y coordinación interdisciplinar entre médicos y veterinarios en el cuidado de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente, entendiendo que todas están interconectadas.


POSIBLE AUMENTO DE ENFERMEDADES


Con esta medida, se pretende recuperar el tipo impositivo reducido de IVA (10%) del que gozaban los servicios veterinarios hasta la reforma fiscal del 1 de septiembre de 2012, cuando se incluyeron en el tipo general (21%), excepto los relacionados con las explotaciones ganaderas, que permanecieron en el reducido.


Este “incremento desproporcionado” de 13 puntos en el IVA, pasando del 8 al 21%, ha provocado, según la APDDA, un notable descenso en las visitas de los propietarios de animales a las clínicas veterinarias, lo que sin duda ha perjudicado el necesario control de enfermedades zoonóticas transmisibles al ser humano, según han denunciado los colegios oficiales de veterinarios.


Este retraimiento de visitas puede causar un aumento de enfermedades que afectan a las personas, y que son transmitidas por animales, como la rabia, la sarna, la tuberculosis o leptospiras o hidatidosis, entre otras.


Además, esto puede influir negativamente en el bienestar animal, provocando sufrimiento innecesario y evitable a los animales. De hecho, según el comunicado de la APDDA, se ha constatado la grave disminución de vacunas en perros: “Por citar dos ejemplos, en 2017 solo el 31% de los perros identificados se vacunó en Andalucía y el 11% en Asturias, según los colegios de veterinarios”.


Asimismo, la subida del IVA veterinario ha podido traducirse en un incremento en el número de abandonos de animales de compañía, lo que “terminará repercutiendo negativamente en el conjunto de la sociedad e incluso en el gasto de las administraciones públicas”.


MÁS INGRESOS Y EMPLEO EN EL SECTOR


La APDDA hace también hincapié en el hecho de que la aplicación del IVA veterinario reducido aportaría, además, numerosas ventajas económicas y sociales. Entre ellas, destacan la mejora del mercado laboral para los profesionales del sector, el incremento de los márgenes comerciales, el ajuste de los precios para los clientes, el aumento de la cifra de negocio de las empresas proveedoras y una situación sanitaria más favorable.


Así lo confirma el ‘Informe sobre la situación socioeconómica y laboral del sector veterinario de animales de compañía en España’, realizado para la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE) por el director del departamento de Empresa de la Escola Universitària Mediterrani de Barcelona (Universitat de Girona), Óscar Gutiérrez Aragón; y el profesor del Área Estadística del mismo departamento, Gaspar Berbel Giménez.


El informe considera que el impacto positivo del retorno a una tasa reducida del gravamen del IVA, tanto en la facturación como en la calidad y cantidad del empleo, provocaría que los ingresos públicos anuales aportados por los servicios veterinarios de animales de compañía creciesen hasta los 13,45 millones de euros al año, gracias a la mayor recaudación esperada para este impuesto, pero también para el Impuesto de Sociedades, las aportaciones a la Seguridad Social y el IRPF.


Se trata de una cifra “muy por encima de los 8,48 millones que se recaudan anualmente por IVA en la actualidad”, lo cual supone “un 0,0170% del IVA total recaudado a nivel nacional por todos los sectores y actividades económicas”.


Lo más visto