Una yegua muere de inanición en Álora (Málaga) pese a las denuncias y avisos al Seprona

Una yegua muere de inanición en Álora (Málaga) pese a las denuncias y avisos al Seprona

|

Yegua muere inanicion alora malaga


Asociaciones protectoras de équidos denuncian la pasividad mostrada durante dos meses por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Coín (Málaga), ante lo que consideran una “obvia y prolongada omisión de cuidados básicos a una yegua”, que ha terminado muriendo.


El pasado 15 de octubre, la asociación de protección de équidos Bailando con Burros llamó al 062 para pedir ayuda por una yegua en estado caquéxico (delgadez extrema) en las inmediaciones del río Guadalhorce, en Álora (Málaga). Al lugar acudió una patrulla de Antequera, que no pudo localizar al animal y pasó el caso a la oficina técnica de Málaga.


Dicha asociación envió un email ese mismo día a la oficina técnica del Seprona de Málaga, con fotografías del animal, ofreciendo los servicios de un veterinario especialista en équidos y su disposición a hacerse cargo de la yegua, para proporcionarle la alimentación y cuidados veterinarios que necesitaba.


La yegua, además de la obvia desnutrición, presentaba parásitos, problemas oculares y heridas en las patas, al estar trabada de forma continuada.


“Tras múltiples llamadas a la oficina técnica, por fin, el día 20 de octubre, acudió una patrulla de la Guardia Civil de Coín a inspeccionar a la yegua, junto con el veterinario pagado por la asociación y un representante de la misma”, explica Bailando con Burros en una nota de prensa.


EN ESTADO CRÍTICO


La patrulla del Seprona pudo comprobar el mal estado del animal, que estaba literalmente en los huesos. Además, a la yegua la encontraron trabada (con las patas delanteras atadas), sin capacidad de desplazarse para buscar comida, sin agua cerca y sin comida o pasto alguno en el lugar donde se encontraba.


Junto a ella había otros tres équidos: una hembra atada de una pata que tampoco se podía mover para buscar comida o agua, muy delgada;, un potro y un mulo joven.


“Esa misma noche, el veterinario envió el informe sobre los animales, donde claramente decía que el pésimo estado nutricional de la yegua necesitaba atención médica y alimentaria, y que de no ser así cualquier deterioro podría ser crítico”, continúa relatando la asociación.


“Nada se supo después del Seprona. No respondieron a las llamadas y emails que desde la Asociación Bailando con Burros se efectuaron. Y, un mes y tres semanas después, el 13 de diciembre, nos encontramos a la yegua muerta, literalmente, de hambre”, denuncia.


Según la presidenta de Bailando con Burros, Verónica Sánchez, "su propietario ha incurrido en un supuesto delito de maltrato animal por omisión de cuidados básicos; y la patrulla del Seprona de Coín en una negligencia y omisión del deber de auxilio, cuando tenían todos los medios para salvarla, puestos a su disposición por la asociación Bailando con Burros y Caballos Luna".


“De nada sirve que las leyes y el código penal se reformen para proteger a los animales si los encargados de velar por su cumplimiento son los primeros en incumplirlas”, concluye.


Lo más visto